martes, 15 de marzo de 2016

Carel Weight

Carel Victor Morlais Weight (Londres 1908 - ibidem 1997) nace en Paddington, al Oeste de Londres en una familia de clase media. Una serie de hechos de su infancia marcarán un carácter melancólico, su madre podóloga de origen alemán y su padre cajero de banco, muy ocupados con sus carrreras profesionales, envían al niño a vivir  entre semana con su madrina Rose Matkin, a un barrio obrero; una anécdota muestra el "calor familiar" que se vivía el el hogar de los Weight, en la casa familiar había un cuarto para la criada, pero no lo había para el hijo cuando venía los fines de semana a ver a sus padres. Así el único apego emocional que Weight sentirá en su infancia es hacia su madrina y esta sensación de soledad va a ser un tema constante en su obra.

A los 20 años empieza sus estudios de arte en la escuela de artes de Hammersmith, de donde pasará al Goldsmith's College dos años más tarde a instancias de uno de sus profesores. En 1934 alquila un espacio en las Cooling Galleries para hacer una exposición que tendrá una excelente acogida de crítica y público. Con todo se establece como profesor de arte en la escuela de Arte de Beckenham, lo que le permite mantenerse económicamente y pintar sin presiones. En los años de preguerra expone en la Royal Academy y pertenece a la Asociación Internacional de Artistas que ayudó a muchos artistas a huir de los nazis. 

Durante la Guerra Mundial es reclutado por Kenneth Clark para trabajar como artista de guerra, lo que le permitirá viajar por Europa y pintar una importante serie de paisajes de ciudades europeas. A su regreso a Inglaterra se encuentra con una noticia mala y otra buena: una explosión durante los bombardeos de Londres ha destruido casi toda su obra anterior a la guerra, al mismo tiempo es contratado en el Royal College of Art, con lo que su situación laboral se estabiliza. En 1965 será elegido miembro de la Royal Academy of Arts, institución que muestra una amplia retrospectiva de su obra en 1982. La reina Isabel II lo nombra caballero del imperio británico en 1962.

Weight será el maestro de la generación de oro de la pintura británica de postguerra. A diferencia de la rígida educación que él recibió y de la que a menudo se había quejado, él supo ejercer un magisterio más suave y tolerante con sus alumnos, comprenderlos y alentarlos a emprender diferentes caminos creativos, como, entre otros, a su alumno David Hockney.

Su vida transcurrirá con normalidad, lejos de los focos de la crítica y el papel couché, en un relativo éxito de ventas y defendiendo siempre con tesón su independencia personal y creativa, así, por ejemplo, rechazó una oferta de una importante galería londinenese por no verse obligado a entrar en una dinámica comercial que menoscabara esta independencia. Fue un maestro respetado y se congració muchas amistades y el afecto de sus colegas. 

Sin embargo las carencias afectivas de una niñez difícil marcan una obra que incide en la soledad y la angustia, los seres humanos de sus pinturas aparecen en situaciones angustiosas o dramáticas, sus escenas tienen algo de la incoherencia de los sueños, los vivos y los muertos, los fantasmas, comparten espacio, son escenas desasosegantes donde no estamos seguros de saber qué está sucediendo, su narrativa, si bien de raíz figurativa y realista, sin embargo tiene rasgos expresionistas e incluso una simplificación formal que le acerca a los pintores naïf, pero con un matiz de melancolía y de silencio, unas tonalidades frías que son la marca Weight. 

Su gran contribución, a mi modo de ver, consiste en haber conseguido, en un momento en que la abstracción lo invadía todo (los expresionsimos e informalismos abstractos arrasan en el arte europeo de postguerra), crear un lenguaje formal viable y auténticamente moderno que dé expresión y voz al desasosiego de los artistas que habían vivido la Guerra Mundial desde la práctica figurativa, mostrando así que la figuración no había muerto. 

Confieso que no conocía a este autor hasta hace muy poco y en muy pocas ocasiones me he sentido tan identificado, tan interpelado por la obra de un pintor como por la obra de Carel Weight, espero que les guste tanto como a mí y que este humilde artículo contribuya a difundir, por poco que sea, su magnífica obra fuera de la Gran Bretaña.





 Carel Weight. Holborn '47.





 Carel Weight. Crossing the Road, West Brompton Station, 1952.






 Carel Weight. The Presence, 1955.





Carel Weight. The Alarm, 1974





 Carel Weight. Albert Bridge, 1947.





 Carel Weight. Child's Wonderment, 1975.





 Carel Weight. The Alley.





 Carel Weight. The Death of Lucretia, 1965.





 Carel Weight. Hamlet, 1962.





Carel Weight. The Battersea Park Tragedy, 1974.





 Carel Weight. Clapham Junction, 1978. Tate Gallery, London.





 Carel Weight. The Dogs, 1955-6. Tate Gallery, London.





 Carel Weight. Hammersmith Nights, 1942.





 Carel Weight. Two Lovers Interrupted by a Sprite, 1974.





 Carel Weight. I Cheer a Dead's Man Sweetheart, 1978.





 Carel Weight. Portrait of Mrs. Fontana.





 Carel Weight. Mrs. Fontana Reading Bernard Shaw, 1946. Government Art Collection, London.





 Carel Weight. Thoughts of the Girls, 1967. Royal Academy of Arts, London.





Carel Weight. The friends, 1968. Tate Gallery, London.





 Carel Weight. The Silence, 1965. Royal Academy of Art, London.





 Carel Weight. Self Portrait,1934.






1 comentario:

  1. Para los que se atrevan con el inglés hay una larga e interesante entrevista en este vínculo http://sounds.bl.uk/related-content/TRANSCRIPTS/021T-C0466X0007XX-ZZZZA0.pdf

    ResponderEliminar